Inicio | Tu Compra | Condiciones | Contactar | Agregar a Favoritos | Artículos | Links | Publicidad
     
     
Tienda On-Line
  Especiales   ( Fiestas Mágicas )
Kits para Rituales Mágicos
  Velas y Velones
  Inciensos y Esencias
  Aguas Benditas y Energetizadas
  Portavelas e Incensarios
  Minerales
  Talismanes y Amuletos
  Complementos Esotéricos
  Tarots
  Runas
  Productos de Santería
  Productos de Vudú
  Productos de Tierra Santa
Productos Religiosos
  Complementos Parapsicología
  Complementos Eléctricos
  Figuras
  El Rincón de los Dragones
  Feng Shui
  CD's (Reiki, Musicoterapia)
  Libros
   
Cartas Astrales
   
Artículos
  - Fiestas Mágicas
  - Horóscopos
  - Inciensos
  - La Bola de Cristal
  - Lámparas de Sal
  - Minerales
  - Pirámides
  - Plantas Mágicas y Esencias
 
  - Recetas Mágicas
  - Runas
  - Talismanes
  - Velas y Velones
   
 
 
 
 
 
 
 
PLANTAS MÁGICAS Y ESENCIAS

Las plantas mágicas son la base de los inciensos, esencias, perfumes, aceites, baños de limpieza, descarga, jabones, polvos etc.

Todos ellos con las propiedades de las plantas son usados según convengan de una forma u otra.

Las esencias son gigantes porque constituyen grandes remedios para nuestros males; son diminutos porque su materia cabe en un esenciero. Las esencias, esos grandes auxiliadores encerrados en diminutos habitáculos, guardan y conservan intactos todos los poderes y las energías que se concentran en el mundo vegetal y que, una vez más, llegan a nuestras manos desde la Naturaleza para librarnos de los males que nos hostigan. Desde la antigüedad hasta nuestros días todos los pueblos han atribuido a las hierbas poderes mágicos y las han utilizado en conjuros y rituales. Desde el punto de vista esotérico se piensa que las plantas al recibir las energías cósmicas y convertirlas en materia viva pueden a su vez trasmitir al hombre esa energía para usarla en sus prácticas mágicas. Y así como las plantas nos contagian su energía, las esencias extraídas de ellas cumplen también esa misma función

Las esencias son líquidos volátiles muy aromáticos que se extraen de diversas partes de los vegetales: flores, cortezas de los árboles, hojas, frutos, semillas, resinas, oleorresinas, etc. La esencia de espliego o de rosa, por ejemplo, proceden de una flor, la esencia de naranja o de limón, de un fruto y la esencia de pachulí de una hoja. Generalmente se les llama aceites esenciales
o esencias naturales. Tienen una composición química muy compleja y algunas contienen entre 50 y 500 sustancias diferentes. La mayoría se disuelven fácilmente en alcohol, éter y en grasas (aceites vegetales y minerales), y más difícilmente en agua. Para obtenerlas se suelen utilizar tres métodos: la expresión, la destilación y la disolución. El resultado es un producto altamente concentrado con los aromas puros y propiedades beneficiosas de aquellas plantas de donde proceden. Se han utilizado a lo largo de todos los tiempos en perfumería por sus aromas, en medicina por sus propiedades terapéuticas y por su sabor, y en las prácticas esotéricas por sus cualidades mágicas capaces de guiarnos fácilmente hacia aquellos fines que perseguimos. El espliego (lavanda), por poner un ejemplo, tiene excelentes facultades en estos tres sentidos. Por un lado sus propiedades medicinales actúan como calmante y tónico nervioso, su aroma es muy apreciado en perfumería, y por último posee una gran eficacia dentro del esoterismo capaz de hacernos conciliar el sueño o ayudarnos a que tengamos claridad en las visualizaciones. Tienen también un uso terapéutico muy extendido dentro de la aromaterapia, tipo de medicina alternativa cuyos defensores piensan que los aceites esenciales tienen un efecto beneficioso sobre el cuerpo y la mente capaces de curar.

La extracción de esencias naturales se practicaba ya en la antigüedad. En Roma, Grecia, China, India, Persia, Egipto y Europa se han utilizado las esencias con fines cosméticos, medicinales, como medio para purificar el ambiente, en los sacrificios y como conservantes en la momificación. En la actualidad se siguen utilizando las plantas y sus esencias para curar enfermedades y como remedios naturales que hacen que nos sintamos mejor. ¿Quién no se ha preparado más de una vez unos vahos de eucalipto para curarse un catarro? O nos hemos tomado una infusión de menta para hacer bien la digestión. De todos es conocido, en mayor o menor medida, las propiedades medicinales de las plantas.

Sin embargo es su lado esotérico y mágico el que aquí nos interesa. Desde este punto de vista, se considera que las plantas y las esencias extraídas de ellas son grandes condensadores de la energía de la Tierra, capaces de trasmitirla al hombre para que la utilice cuando desee modificar estados de ánimo y circunstancias de la vida. Son grandes auxiliadores que nos permiten llegar a un estado de conciencia necesario para conducir adecuadamente
nuestras energías hacia el fin deseado. En este sentido todos los pueblos del mundo han utilizado los poderes de las plantas para producir cambios importantes en sus vidas. Son muchas las propiedades mágicas que se encierran en cada una de ellas. Pueden liberarnos de las energías negativas, alejarnos de todo lo nocivo, aportarnos seguridad, y otras muchas más propiedades beneficiosas que detallamos a continuación:


ACACIA:
Si se quema esta madera con sándalo aumenta el poder sobrenatural, se usa en hechizos de dinero y amor. Aumenta la inteligencia.

AJENJO:
Para invocaciones, amor y sexo.

AJO:
Aleja las malas influencias y da la prosperidad.

ALBAHACA:
En baños aleja la mala suerte y las influencias de Espíritus.

ALBARICOQUE:
Tiene poderes afrodisíacos y atrae la sexualidad.

ALOE:
Contra la envidia y rechazar malas influencias.

ÁMBAR:
Despierta y refuerza los sentimientos positivos generando una atmósfera de cordialidad y simpatía en las personas que nos rodean. Sirve también para atraer dinero y fortuna.

ANÍS:
Buena suerte en juegos de azar.

ARTEMISA:
Infusión para lavar las bolas de cristal y los espejos mágicos. Limpia negatividades.

AZAFRÁN:
Anula las vibraciones negativas, impidiendo efectos perniciosos y maléficos. Es utilizada para proteger del peligro y desgracias.

AZAHAR:
Paz espiritual, atracción de seres amados.

CAFÉ:
Despierta la mente y la inteligencia.

CANELA:
En riegos de casa para despojar y limpiar en baños. Contra las influencias negativas, da atracción y buena suerte.

CLAVO:
Afrodisíaco, se usa en baños o como perfume. Es un estimulante para despertar el sexo.

ESTORAQUE:
Despierta la inteligencia y la comprensión. El incienso sirve para alejar enfermedades astrales.

EUCALIPTO:
Relaja los ambientes y da éxitos, prosperidad y bienestar. Aliviador de tensiones.

FRESA:
Amansar y endulzar a las personas. Conseguir amistades.

GARDENIAS:
Protectora de vibraciones negativas y para cortar discordias y pleitos.

GERANIO:
Baños de despojo para limpieza, proporciona paz, armonía, atrae a buena fortuna, vence la timidez.

HELIOTROPO:
Es utilizado para activar la comunicación y atracción con las personas.

JACINTO:
Fuerte atractivo amor y suerte.

JAZMÍN:
Atrayente poderoso para la buena suerte y magia del amor.

JENGIBRE:
Aleja las malas intenciones de los demás, evita efectos negativos y estimula la buena suerte y las amistades.

LLAMADERA:
Para llamar a las personas amadas e incitar el apasionamiento.
LAVANDA:
Atrae la buena suerte, el éxito, al dominio de las situaciones. Aleja las malas influencias.

LILA:
Da tranquilidad, paz espiritual y atracción para conquistas.

LIRIO:
Paz espiritual y atractivo para el amor puro.

MAGNOLIA:
Estimulante para la salud mental y espiritual del individuo.

MANDRÁGORA:
Poderoso talismán de bienes, riquezas y fertilidad.

MANGO:
Negocios y ganar dinero. Atraer.

MANZANA:
Nos da felicidad

MEJORANA:
Aleja las influencias perniciosas, atrae suerte y amor.

MENTA:
Atrae el dinero, clientes y buenos negocios. Bienestar total.

MIRTO:
Atracción personal y éxito.

MUÉRDAGO:
Aleja espíritus malignos y trae suerte. Se usa para todos los propósitos de la magia

NARANJA:
Atrae a seres queridos y proporciona ambiente de paz.

NARCISO:
Elimina el cansancio anímico, estimula las emociones y proporciona sueños pacíficos.

NUEZ MOSCADA:
Atrae la buena suerte.

PACHOULY:
Estimulante para la atracción, separa a todo lo negativo.

PIMIENTO DE GUINEA:
Deseo sexual, conseguir amor. Para alejar.

ROBLE:
Para atraer la buena suerte llevar algo de roble encima.

ROMERO:
Para vencer los sentimientos de odio y de temor, se puede usar en baños y despojos. Elimina los celos y el odio.

ROSA DE JERICÓ:
Para la buena suerte en juegos. Para conseguir empleo y para mejorar el futuro de las personas. Elimina vibraciones negativas.

RUDA:
Para romper maleficios, aparta el mal de ojo, transforma lo negativo en triunfo.

SÁNDALO:
Para limpiar y armonizar los lugares de culto y particulares.

SANGRE DE DRAGÓN:
Para romper maleficios, dominar a nuestros enemigos y atraer amigos. Junto al incienso incrementa el poder y aleja la maldad.

TOMILLO:
Aleja las malas influencias, elimina los ambientes pesados.

VERBENA:
Atracción, estimula la imaginación, el deseo y el amor.

VIOLETA:
Aumenta la energía positiva espiritual.




Si desea adquirir algúna hierba, puede hacerlo clickando AQUI con el ratón, si por el contrario desea adquirir alguna esencia puede hacerlo ckickando AQUI.


  Inicio | Tu Compra | Condiciones | Contactar | Agregar a Favoritos | Artículos | Links | Publicidad


www.magiamano.com © Desde 2005 Trabajando para Tí
Todos los derechos reservados.